miércoles, 25 de enero de 2023

EL JARDÍN DEL EDÉN (EN EL QUE TODOS LOS NIÑOS SON FELICES)

 

Un día despertaron del sueño sideral

Salieron de la nave corrieron presurosos

El verde los rodeaba el sol daba calor

Las flores perfumaban todo a su alrededor

Dos figura luminosas se acercaron con bondad

Bienvenidos les dijeron acá todo sonreirá

Sorprendidos los miraban los escuchaban hablar

Entre todos comprendieron que ese era el mejor lugar

Donde sus vidas serían diferente a lo demás

Atrás quedaban las penas los abandonos el mal

Desde ahí en adelante sólo la felicidad

 

 

martes, 17 de enero de 2023

HOLA PAPÁ!

 

                      ¡Hoy cumplirías 111 años! Tenías treinta y pico cuando conociste a la veinteañera de la capelina blanca en las playas de Montevideo. Y lograste conquistarla después con las cartas apócrifas de un Cyrano amigo. Gran peligro el interrogante, ¿de quién se enamoraría ella? Creo que hubo algunos nubarrones en el cielo de las sospechas. Pero todo fue superado con la llegada de los hijos, primero yo, luego Alfredo, el pequeño travieso que se escapaba de la silla alta para perseguir a los conejos, mientras el abuelo corría detrás, gritando: ¡Mascalzone! Yo era la modosita que leía cuentos en la sillita. Mala idea el ponerme de ejemplo, nunca me lo perdonó. Fuimos creciendo con alternativas, aún hoy quedan algunas cenizas de rencor. Pero antes no se daban cuenta de eso, papá, así que no hay facturas pendientes. Fuiste un gran compañero en mi vida adulta, te extrañé mucho cuando nos dejaste, el cigarrillo fue el gran culpable, nunca pudiste dejarlo, ni siquiera cuando el médico te dijo basta. Cuando como la barrita de chocolate Águila me acuerdo de las tuyas, que escondías entre los paquetes de galletitas para que yo las encontrara de sorpresa. Tu ayuda al llegar el veinte de cada mes, negra, ¿necesitás oxígeno? Y ahí iba yo a buscar mi cuota, que devolvía religiosamente a principios del mes siguiente para recuperarla después. Y comías lentamente, cuando estábamos en el grupo familiar decías, ustedes sigan que yo voy despacio. Disfrutabas de todo, supiste vivir bien a pesar de los pesares. Hoy te vuelvo a recordar para decirte algo que nunca dije, te quiero mucho papá.

 

jueves, 12 de enero de 2023

MUY FELIZ CUMPLEAÑOS JUAN TRUJILLLO!

 Y tenías que ser de Capricornio, es que tomaste una decisión y ahí te quedaste! Este signo me acompaña desde que nací, mi papá, mis dos hijos varones, una sobrina, mi nieta, un sobrino nieto. Ayer mismo le decía al más chico de mis hijos, vos maduraste muy bien en el presente continuo, pero en el presente estás muy duro! Es que a veces tiene posturas inquebrantables y que se le vuelven en contra, en fin, no por esto dejo de quererlo y admirarlo como a todos mis descendientes! Era un saludo especial pero se transformó en una cita familiar. Un abrazo grande Juan, que puedas festejarlo con tus seres más queridos!

miércoles, 21 de diciembre de 2022

QUERIDOS AMIGOS BLOGUEROS!

 A partir de hoy y hasta el lunes 26 no estaré presente en los lugares que suelo frecuentar, así que les dejo un cariñoso saludo navideño para todos, que tengan una hermosa Nochebuena y Navidad en compañía de sus seres queridos, hasta la vuelta, un abrazo grande!

lunes, 19 de diciembre de 2022

GRACIAS JUAN TRUJILLO!

 Gracias por el regalo en tu blog, Juan, siempre estoy atenta a tus entradas y me alegra además que otros también lo estén! Un abrazo grande para vos y Muy Feliz Navidad junto a tus seres queridos!

sábado, 10 de diciembre de 2022

miércoles, 7 de diciembre de 2022

A PEDIDO DE ERNESTO E ISAAC

 

             Y con justa razón. Hace dos meses que no escribo acá, y tal vez no sea una excusa, pero es que la vida política de mi país me tiene aplastada. Tantas cosas pasan que no deberían pasar, y no me parece justo andar quejándome en el blog, sobre todo porque la queja no arregla nada. Y porque tanto Isaac como Ernesto escriben sobre la vida espiritual y son inspiradores. Y entonces pienso que puedo escribir sobre la Navidad, que es momento de encuentro familiar, de olvidar lo que pasa en el exterior y dedicarnos a llenar el alma de buenos pensamientos y sentimientos amorosos. Y juntarnos en una mesa grande los que aún tenemos la fortuna de compartirla con los más cercanos y contar anécdotas, recuerdos, brindar por una vida mejor, tener esperanzas, proyectos, ilusiones. Aceptar que el mundo gira como puede, que la naturaleza hace su trabajo a pesar del hombre que la destruye, que hay violencia pero también amor. El ocho armaré el arbolito, le colgaré los adornos más nuevos, los viejos están a la espera de que alguno necesite reemplazo,  pondré a su lado el pesebre chiquito, que sobrevive tambaleante a años de sacado y guardado, y encenderé las luces para que ilumine el camino de todos. ¡Feliz Navidad!